pag principal

<<atras

>> siguiente

 

 

 

 

En anatomía humana el tronco es una de las partes fundamentales del cuerpo junto a la cabeza y miembros. En su parte superior se encuentra la cabeza, y de sus lados arrancan los miembros superiores o torácicos arriba, y los miembros inferiores o pelvianos abajo.
Tanto desde un punto de vista topográfico como funcional el esqueleto del tronco se organiza en columna vertebral, tórax y pelvis:

Eje fundamental del cuerpo, central y posterior.

Caja ósea elástica que contiene los pulmones y corazón, y en cuya parte superior se fijan los miembros superiores o torácicos mediante la cintura escapular, primer segmento del miembro correspondiente. Es decir, la cintura escapular no pertenece al tórax.
El tórax lo forman:

Especie de receptáculo en la parte inferior del tronco conformado por:

Los coxales de la pelvis son además la cintura pelviana que fija los miembros inferiores al tronco, mientras que sacro y cóccix son el final de la columna vertebral.
Entre la pelvis y el tórax se encuentra en el individuo vivo el abdomen, de paredes esencialmente musculares.
El tronco aloja los órganos del aparato cardiopulmunar (el corazón, los pulmones y los grandes vasos), lo mismo que los órganos responsables de la digestión (el estómago, y el intestino) y sus glándulas anejas (el hígado y el páncreas). Asimismo contiene el aparato urinario (los riñones y la vejiga), y el aparato reproductor femenino (el útero, los ovarios, y las trompas de Falopio).
Los límites son:

  • En la parte superior. El plano del cuello que forman los anacronios (derecho e izquierdo), el punto supraesternal y el punto de la vértebra prominente o espinal.
  • En la parte inferior. El plano de las extremidades inferiores formado por el surco subglúteo y la parte más baja de los genitales externos
  • A los lados. Lo separa de las extremidades inferiores los planos que forman los anacronios, y los vértices internos de la pirámide, formada a su vez por el anacronio (vértice superior), el brazo (cara externa), el tórax (cara interna), el omóplato (cara posterior) y el pectoral (cara anterior).

El límite tóracoabdominal está formado por el plano que pasa por la apófisis sifoides del esternón, la apófisis espinosa de la 12D, y las arcadas costales.
Parte del cuerpo que se encuentra sobre el tronco. Su anatomía es la más compleja del cuerpo humano, lo que está en consonancia con sus funciones. Aloja el encéfalo, varios órganos sensoriales, y presta inserción a numerosos músculos que la dotan de gran movilidad.

PAGINA PRINCIPAL